Siempre positiva

shutterstock_1151595104

La noticia nos llegó una Nochebuena. Vaya mierda de Nochebuena. Mi madre nos anunció que le habían diagnosticado un cáncer de mama. Ante nuestra cara de circunstancias, nos dijo que no lloráramos, que venían días duros, pero que ella tenía fuerza.  Unos días después la operaban con éxito y 10 años después aún lo cuenta.

Seguir leyendo “Siempre positiva”

Anuncios

Los celos

¡HOLA CHICAS!

Hoy quería hablaros sobre el temible tema de los celos… sí… ese sentimiento de rivalidad que nos lleva a comparar con los demás y nos hace sentir inferiores. Seguro que alguna vez os ha pasado… es terrible! Pues imaginaros cuando es un niño el que lo siente… en que los sentimientos se multiplican por mil.

Los celos entre hermanos crea una situación complicada dentro del núcleo familiar, crea rivalidad, competición, peleas… perjudicando la convivencia del día a día.

Los celos son algo subjetivo. Con esto quiero decir Seguir leyendo “Los celos”

Baños Termales al aire libre

Hace unos días, decidí escapar de la rutina diaria y desconectar bajo el cielo abierto de una hora de placer, cuyo bienestar me duró todo el día.

Decidí descubrir los baños termales públicos en Caldes de Montbui . Conocidos como EL SAFAREIG, nombre que se identifica con el lugar donde las mujeres, antiguamente, iban a lavar la ropa a mano sobre el agua caliente con pastillas de jabón natural. Hoy en día, todavía, hay alguna mujer que aprovecha estos espacios para hacer lavar alguna pieza textil. Existen varios en la misma población.

Pero os aseguro que no, no me fui a hacer la colada, fui Seguir leyendo “Baños Termales al aire libre”

¿EXISTEN LAS SUPERWOMEN? ***Homenaje a todas las mujeres imperfectas***

¡Hola chicas!

En pleno proceso de adaptación a la maternidad, lanzo una pregunta para que os planteéis…

¿Existen las superwomen?

La respuesta a esta pregunta sería un  NO rotundo, pero me he dado cuenta que muchas mujeres pretendemos serlo. Y no me refiero a que queramos ser protagonistas de películas (ellas no tiene que fichar en el trabajo, ni cuidar de sus hijos, ni tener la casa lista, ni hacer la comida para mañana, además de ser altas, musculadas e ir bien vestidas siempre). Esto sería imposible o irreal… pero sí que queremos llegar a todo, tener súper poderes, y no morir en el intento.

¿Y si cambiamos nuestro objetivo y en lugar de querer ser superwomen aspiramos a ser wondermums? Para mí, el concepto wondermum es el que define a aquella mujer que se dedica a diferentes roles en su vida diaria, y lo hace lo mejor que puede, pero siempre con amor. No será perfecta siempre, habrá veces que se equivocará (evidentemente, sólo faltaría, es humana… sino saldría en las películas), no tendrá respuesta para todas las preguntas… pero todo lo que haga en su vida, lo hará con amor y dedicación, tanto en el trabajo, como con sus hijos y su pareja, en casa, con los amigos.. y lo mejor, podrá aceptar sus errores, sin fustigarse por ello, porque sabrá que no es una “mala madre” (últimamente se ha puesto muy de moda este concepto), sino que es la mejor madre para sus hijos, la mejor amiga para sus amigos, la mejor hija para sus padres y la mejor pareja para su marido, simplemente por ser como es, no por lo que se espera de ella.

Una wondermum querrá llegar a todo, pero será consciente de que a veces no podrá… (sino la mataría la ansiedad) y sabrá delegar (no puede sentirse responsable de todos los ámbitos que le rodean, porqué ahí, le volvería a matar la ansiedad) y además, por muchos que siempre intente llegar a todo, a veces se equivocará o no llegará (y no por eso será menos perfecta… porqué simplemente, la perfección no existe).

Hoy en día, muchas mujeres quieren ser un diez en todo: por un aparte, quieren ser personas exitosas en su trabajo (y evidentemente, que se reconozca su igualdad con los hombres, ¡sólo faltaría!), y añaden a ser exitosas en otras muchas facetas: ser cuidadoras de la familia, grandes madres, amantes atractivas, y sentirse atractivas, ser pareja ejemplar y comprensiva, retrasar los efectos del paso de los años, que el maquillaje disimule su cansancio, tener una vida activa en las redes sociales, no perder el contacto con sus amistades, ocuparse de su hogar, cuidar de sus padres… Pero personalmente, creo que el rol más importante que debemos ejercer es el de aceptar que la mujer perfecta y que no se equivoca, no existe (además de que sería agotador y las consultas psicológicas estarían repletas de mujeres con trastornos de ansiedad). Es primordial que podamos darnos el permiso de ser mujeres reales (y no por eso seremos “malas madres”). Dejemos las superwomen para los cines, que las que tenemos en casa son preciosas, con sus errores, con su cesto repleto con la ropa por lavar, con la cocina humeando con las comidas de mañana, corriendo para llegar a buscar a sus hijos al colegio… pero a las que no les falta ni un beso ni un abrazo como primer saludo al ver a sus pequeños.

image1

Vanessa Olmos, Psicóloga

Más en Saüc Psicologia